Lo que hace 35 años comenzaría como el sueño de un joven emprendedor zaragozano, Gonzalo Alonso, hoy vuelve a convertirse en una realidad gracias a sus hijos, Ángela y Gonzalo, que han decidido recuperar el proyecto paterno de la mano de esta colección de sudadderas “MADE IN SPAIN”

Nos remontamos a 1985 cuando un jovencísimo Gonzalo Alonso, fundador de la marca Portobeho, decidió levantar un proyecto muy personal. Llegó a contar con cinco establecimientos, convirtiéndose una marca muy popular en los 80. “Fueron unos inicios de mercado por ilusión, el trabajo y las ganas de triunfar”, reconoce.

Sin embargo, y a pesar de que la vida le llevó por otros caminos, el zaragozano desconocía la sorpresa que le deparaba el destino. Sus hijos decidieron refundar la marca lanzando una colección de sudaderas deportivas diseñadas en la capital aragonesa. “Llevaban tiempo con esa ilusión pero yo me negaba. Han visto siempre en su abuelo y as u padre la experiencia del mundo empresarial y saben lo duro que resulta salir adelante”, admite.

La marca renace inspirada en el Mediterráneo, donde surte la idea de este proyecto : “Surge navegando por el sur de Italia, disfrutando de sus preciosos pueblos costeros. Surcando las olas del mar, con el aire de la brisa en nuestro rostro” afirma.

Alonso les puso un único requisito antes de lanzarse a la aventura empresarial : terminar sus estudios. Ángela (29) es licenciada en Derecho y Gonzalo (23) esta finalizando Turismo. “Lo importante es que se tomen este reto como una experiencia. Me siento orgulloso de ellos y de que la marca siga en pie y lo haga con una imagen renovada, fresca y actual” concluye.